ocaso

Comenzó como un juego fotográfico y se convirtió en una peregrinación casi diaria.

Un ejercicio que consiguió “engancharme”. Acudir a un mismo espacio delimitado: “encerrarme” en dos calles, escasos doscientos metros.

Y mirar.

 

Las imágenes se han mantenido ocultas, todo un logro teniendo en cuenta mi debilidad por mostrar.

Ahora sí, muy pronto verán la luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s