Sobre el ego

Ayer mantuve una pequeña conversación en torno al ego, tema que siempre me ha “tocado” y que por lo visto sigue haciéndolo. He decidido hacer algo con ello. Como hablar del ego daría para mucho, me he propuesto simplemente apuntar mi idea sobre él, y separarla de otros conceptos relacionados…

Ego es una construcción psíquica, una imagen mental que vamos conformando desde bien pequeñitos. Ego tiene que ver con nuestra memoria, con nuestros aprendizajes, es nuestro pasado y nuestra proyección en un futuro, es aquello con lo que nos identificamos. En la otra cara de la moneda estaría la sombra, que también desde pequeñitos comenzamos a conformar, mediante la autocensura de aquellos aspectos propios que no quieren primero, y no queremos después, ver.

Podemos hacer mucha terapia y practicar mucho el crecimiento personal para suavizar nuestro ego, minimizarlo y descubrir que somos mucho más que esa imagen, que esa coraza, que ese personaje que creemos ser. Ahora, el ego no va a dejar de acompañarnos. Así que lo más práctico, además de asomarnos a él, es aceptarlo y claro que sí, quererlo un poco. Descubrirlo y hacerse colega. Guiñarle un ojo. Pues no deja de ser nuestro niño que necesitó separarse del resto, para sobrevivir.

Temas para otro capítulo son:

– la egolatría / narcisismo: la devoción y el culto al sí mismo

– hablar desde el yo: Responsabilizarme de quién soy, reconocer mis propias emociones, pensamientos, acciones, palabras. Aceptando lo que soy. Este es un ejercicio, una actitud que he elegido tomar, y que practico bastante. Durante bastante tiempo hablaba en tú, y echaba balones fuera.

– la dedicación al autobombo: hablar de lo que uno ha conseguido, de cada paso que uno ha hecho (veis? aquí no estoy hablando desde el yo, voy a cambiar y veréis como cambia): hablar de lo que he conseguido, de cada paso que voy haciendo… aquí no vendría mal hablar con un experto en branding

– la máscara social  (distinta al ego, sería como una parte elegida, deliberada) que es la que nos esforzamos en proyectar a los demás (como un personaje del personaje). Hoy en día ese “a los demás” ha aumentado exponencialmente con las redes sociales. Aquí habría diferencias, obviamente, entre quien utiliza la red social para compartir con el mundo, divertirse o para hablar con los amigos, o quien la utiliza para su vertiente profesional. Aún así, siempre que hablamos de máscara social incluiríamos la implícita necesidad de aprobación o de gustar a los demás. 

– Aquí el lío se hace más gordo, y hablaríamos del ego 2.0: lo mismo, un personaje (ego 2.0 / la imagen de marca) del personaje (máscara social) del personaje (ego). Aquí la reunión sería a tres bandas, con un experto en branding, un sociólogo y un psicólogo.

Particularmente es un tema que tardé en descubrir, que ha sido un gran incomprendido. El ego me interesa, me inquieta; desde luego no me deja indiferente. Además de convivir con él, me he dedicado a trabajar (el propio) y a trabajar con los egos de quienes deciden comenzar un proceso en psicoterapia. De un tiempo a esta parte lo trabajo también con la fotografía como medio.

Os invito cuanto menos a asomaros a vuestro ego con respeto y curiosidad. Y ya sabéis, si queréis compañía en el camino…

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre el ego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s